martes, 15 de julio de 2008

La Homosexualidad y La Biblia


La homosexualidad y la Biblia


Los pasajes más directos y específicos de la Biblia contra la práctica homosexual se encuentran en Levítico 18:22; 20:13 y en
1 Corintios 6:9-11:

1. "No tendran relaciones sexuales, varón con varón y mujer con mujer es abominación a Dios"

Leviticos 18:22

2. "Si alguno se juntare varón con varó, como mujer con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre"

Leviticos 20:13).

3. "¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?

No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones (sodomitas), ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios"



1 Cor 6:9-10.

Además de estos pasajes claros y directos, podemos usar otros que todos conocemos, y sacar de ellos algunas enseñanzas.

En primer lugar, Génesis 1:27 dice que Dios creó al hombre (al ser humano), hombre y mujer.

Esto indica que el ser humano fue creado en dos personas de anatomía diferente, y cada uno con una naturaleza orgánica distinta y definida, propia para los fines de la procreación.

Así que, sólo la mujer, podrá concebir un hijo y ser el laboratorio en el que la vida se forma y se desenvuelve.

Un hombre, a despecho de tantas tentativas quirúrgicas de algunos, jamás conseguirá dar a luz un hijo.

Hace algún tiempo, en la ciudad de San Francisco, California, daba una clase a nuevos creyentes en mi iglesia.

Un alumno quería saber mi opinión sobre la homosexualidad.

Abrí la Biblia y leí los textos que acabo de citar.

Entonces el argumentó con aquello de los derechos individuales, cosa muy respetada en los EE.UU., y dijo: "

¿Entonces los hombres no tienen derecho a escoger su sexualidad?"

a lo que respondí:

"Querido joven, la sexualidad no es cuestión de elección.

La sexualidad del ser humano ya viene definida de fábrica".

Uno de los objetivos diabólicos de movimientos, como el que llaman "Nueva Era", es tratar de incentivar y dignificar el homosexualismo para destruir a la familia.

La idea, por tanto, es acabar con la humanidad.

En segundo lugar, algunos pasajes bíblicos son interpretados de una manera errada, para la conveniencia de los interesados véase al respecto
2 Pedro 3:16.

Los dos más interesantes son
1 Samuel 18 y más específicamente
2 Samuel 1:26 donde se habla del amor entre David y Jonatán (hijo del rey Saúl):

"Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce.

Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres".

(Véase también 1 Samuel 19:1; 20:17,40).

Partiendo de ésto, los defensores de la homosexualidad dicen que David y Jonatán eran homosexuales.

Pero si esto fuera asi, entonces Dios seria injusto al condenar el homosexualismo. Galatas 6: 7, 8 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.